Copy
Kabalat Shabat Online 18:45 hrs - Vaikrá



 


-----------------------------------------------------------------------

 

Este Shabat leemos Vaikrá, la primera Parashá del tercer Libro de la Torá, que lleva su nombre: Vaikrá.

Esta Parashá comienza cuando D’s llama a Moshé desde la Tienda del Plazo y le comunica las leyes de los Korbanot, ofrendas que podían ser de animales, aves o vegetales, que se quemarían sobre el altar, para ser Olor Agradable para D’s (Reaj Nijoan Lad’nai). Las ofrendas eran “ofrendas de elevación” (olá), “ofrendas de paz” (shlamím) y aquellas que se presentan para diferentes tipos de pecados (jatat), desde las cometidas por los sacerdotes, por la comunidad entera, hasta por aquellos que cometen pecados involuntarios.

Algo interesante de esta parashá, aparece justamente en la primera palabra, que es la que lleva el nombre de la Parashá: Vaikrá -  וַיִּקְרָ֖א ¿Y por qué?, porque al ver el texto en hebreo en la Torá, se puede observar que la “alef”, la última letra de esta palabra, es más pequeña que las demás. Vaikrá significa “y llamó”, para mencionar que D’s llamó a Moshé a la Tiena. Pero al sacar la “alef” de la palabra, se podría leer como Vaiaker, que significa, “Y se encontró”, lo que indicaría que D’s se encontró con Moshé.

Esta pequeña “Alef”, nos deja un gran aprendizaje y destaca uno de los valores más importantes de Moshé: La Humildad. Con este pequeño detalle, Moshé habría querido matizar el hecho que D’s lo hubiese llamado a él personalmente, para dibujarlo como que D’s se lo encontró al pasar. Esa humildad es uno de los valores que convierte a Moshé en uno de los más grandes dentro de nuestro Pueblo. Decimos en el Igdal: “Lokam veyishrael kemoshé od, naví umabit et temunató” que significa, “No hubo en Israel otro como Moshé, un profeta que percibió claramente Su visión”. Y es que recientemente, estuvo con D’s recibiendo las tablas en el Monte Sinaí y, en ese lugar, D’s le mostró su grandeza. Moshé podría haberse considerado a sí mismo como el protagonista de la Torá, sin embargo, sabe que el tamaño de los seres humanos es muy pequeño, al entender la grandeza de D’s.

Hoy estamos pasando momentos muy difíciles, que sin duda nos dejará grandes aprendizajes. Esto nos invita a mirar el mundo con humildad y volver a comprender nuestro lugar en la tierra. Reconocer nuestro tamaño en la creación, puede ser un buen punto de partida para que comencemos a mirarnos nuevamente en este Shabat.

Shabat Shalom,

Bruno.


Envíanos los nombres tus seres queridos a contacto@ruajami.cl para que los recordemos juntos


 
RUAJ AMI
WEB
RUAJ KIDS
+562 893-9884   contacto@ruajami.cl






This email was sent to <<Email>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Ruaj Ami · Av. Las Condes 8361 · Santiago 7560171 · Chile

Email Marketing Powered by Mailchimp