Copy
Kabalat Shabat Online 18:45 hrs - Tzav


 


--------------------------------------------------------------------------------------------


Esta Parashá es la segunda del tercer Libro de la Torá. Comienza cuando D’s le indica a Moshé que Ordene (Tzav) a Aarón las leyes sobre cómo realizar las ofrendas que son quemadas en el Altar: desde qué hacer con las cenizas hasta cómo reencender el fuego para las ofrendas del día, ya que, el fuego debía estar siempre prendido. Luego indica las ofrendas que deben hacer los Cohanim para la ceremonia en que serán ungidos, y además, instruye sobre las ofrendas de Pecado, Culpa y de Paz. Los Cohanim deben comer la carne de las ofrendas de Pecado y Culpa. La Ofrenda de Paz es comida por quien la trae, excepto por algunas partes que son entregadas al Cohen. D´s indica que no se puede comer la Sangre. Finalmente, Moshé reune a toda la comunidad en la Tienda del Plazo. Frente a todos ungió a Aarón, el Cohen HaGadol, y puso sus vestimentas. Ungió el Altar y los utensilios, y realizó, junto a los sacerdotes, un sacrificio por ofrenda de Pecado y luego una Ofrenda para la Instalación de los Cohanim, quienes debieron permanecer en la Tienda del plazo y realizar este proceso por 7 días.

Cuando analizamos esta Parashá, llama la atención el detalle que existe en la forma en que se debían realizar los sacrificios. Estas leyes indican los tipos de ofrendas y los rituales para cada una de éstas. ¿Por qué la Torá nos da tantos detalles sobre los sacrificios, que como vemos, después de muchos años, se dejarían de realizar?

Lo primero que podemos destacar, es la importancia que tienen los rituales en nuestra vida. Los rituales son necesarios, como vemos en esta Parashá, para relacionarnos con D’s. Pero además, tenemos rituales muy importantes para relacionarnos con nuestra familia, con nuestra pareja y con nuestro trabajo. ¿Y cuál es la importancia de ritual?. Los rituales nos contienen, nos ordenan, disminuyen la incertidumbre y bajan nuestra angustia. Nos mantienen vivo. Nos entrenan para estar mejor preparados para los nuevos desafíos. Liberan nuestra mente. Nos permiten ahorrar energía al dejar de organizar lo rutinario, permitiéndonos soñar y proyectar más allá. En esta lectura, el Pueblo se encuentra en el desierto, desorientado y angustiado al encontrarse en un lugar desconocido e inhóspito. Viene golpeado por la esclavitud y por el trauma de salir de la tierra en la que estuvieron toda su vida, y desafiados al sumarse a un nuevo proyecto, del cual no tienen gran conocimiento. Entonces, para este pueblo, el ritual se hace sumamente relevante. Y aunque los sacrificios se dejaron de hacer, luego de la destrucción del 1er Templo, aprendimos, como Pueblo, la importancia de seguir construyendo nuestros rituales.

Nosotros hoy nos encontramos en una situación difícil e inédita. Estamos acorralados por un virus que ha invadido todos los rincones del mundo. Nos mantiene encerrados en nuestras casas, sin poder salir, rompiendo la vida que teníamos hasta hoy. Al escuchar a muchos psicólogos y especialistas, una de las recomendaciones más mencionadas, es el generar una rutina. No se trata de hacer un sistema rígido, pero si el mantener un orden, que como decíamos antes, nos contenga, baje nuestra incertidumbre y angustia, nos mantenga vivos y preparados para salir con toda la energía de esto.

Los invito a que este Shabat podamos revisar nuestras rutinas, miremos aquellas que teníamos y comencemos a diseñar nuevas. Y tal como vimos en la Parashá, que no sea cualquier rutina, sino, aquellas que nos permitan volver a conectarnos con D’s, con nuestros seres más queridos y con nosotros mismos.

 

Shabat Shalom,

Bruno.


Envíanos los nombres tus seres queridos a contacto@ruajami.cl para que los recordemos juntos


 
RUAJ AMI
WEB
RUAJ KIDS
+562 893-9884   contacto@ruajami.cl






This email was sent to <<Email>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Ruaj Ami · Av. Las Condes 8361 · Santiago 7560171 · Chile

Email Marketing Powered by Mailchimp