Copy
Kabalat Shabat 19:00 hrs - Ki Tisá

En la Parashá de este Shabat, D’s le indica a Moshé que cuando cuente a las personas del Pueblo, mayores de 20 años, se les debía pedir una ofrenda de medio shekel, el cual se utilizaría para el Santuario. Luego se dan las instrucciones para construir un lavatorio de cobre para que Aarón y sus hijos se laven las manos y los pies antes de realizar las ofrendas a D’s. Betzalel y Oholiav, por su conocimiento, talento en artesanía y sabiduría del corazón, son seleccionados por D’s para realizar la construcción del Santuario.

D’s le entregó a Moshé las Tablas de la Ley escritas por su mano. Como Moshé se demoraba en descender, el pueblo le pide a Aaron que fabrique nuevos dioses para adorar. Aaron construye un Becerro de Oro. D’s, al ver esto, propone destruir al Pueblo, pero Moshe intercede en favor de ellos. Moshe, desciende con las Tablas de la Ley grabadas con los Diez Mandamientos. Al ver la situación, rompe las Tablas sobre el Becerro de Oro, destruyéndolo. Moshé le pide a los Levitas matar a los principales líderes de esta revuelta. Moshé le pide a D’s que no abandone al pueblo. Él le indica que seguirá acompañándolos en el camino a la Tierra Prometida.

D’s le dice a Moshe que debe subir nuevamente, ahora con dos Tablas, como las primeras, para volver a escribirlas. Moshé permaneció allí durante 40 días y 40 noches, y escribió los Diez mandamientos sobre las Tablas. Moshé bajó del Monte Sinaí, sin darse cuenta que irradiaba luz, e instruyó al Pueblo de todo lo que había dicho D’s.

Sin duda un elemento central de la Parashá es el becerro de oro. ¿Cómo es posible que el Pueblo, luego de haber sido liberado con Mano Poderosa y Brazo Extendido de Egipto, le haya dado la espalda a D’s? Incluso, el Pueblo ya había sido testigo de la entrega de los diez Mandamientos en el Monte Sinaí, viendo los truenos y relámpagos que estremecían el monte. ¿Qué le faltaba al Pueblo?

Al Pueblo le faltó paciencia y memoria. Paciencia para esperar que Moshé descendiera del monte y buena memoria para recordar los milagros y la grandeza de D’s. El Pueblo se olvidó rápidamente y no pudo esperar. Necesitaba algo concreto e inmediato que calmara su ansiedad.

Hoy en día, somos testigos de milagros y situaciones maravillosas cada día, sin embargo, las olvidamos y caemos rápidamente en la inmediatez y lo concreto. Buscamos sentirnos satisfechos y plenos apelando a la riqueza y las cosas materiales, que como indican los estudios modernos, no significa una satisfacción duradera.

En este Shabat, busquemos los milagros que nos ocurren cada día y dejemos de hacer becerros de oro, que dan satisfacción pasajera alejándonos de una vida más plena y satisfactoria.



Shabat Shalom,

Bruno.


Octavio Hinzpeter (Z.L.)
Elena Blumsak (Z.L.)
Raquel Hinzpeter Blumsak (Z.L.)

Envíanos los nombres tus seres queridos a contacto@ruajami.cl para que los recordemos juntos


 
RUAJ AMI
WEB
RUAJ KIDS
+562 893-9884   contacto@ruajami.cl






This email was sent to <<Email>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Ruaj Ami · Av. Las Condes 8361 · Santiago 7560171 · Chile

Email Marketing Powered by Mailchimp