Copy
Newsletter de l'Observatori de Drets Humans i Empreses

Los países del Mediterráneo Sur se arman y se militarizan para frenar los flujos migratorios

Mar 16, 2020 09:51 am



Una nueva publicación elaborada por el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, en colaboración con Novact y Suds -en el marco del trabajo que realiza el ODHE (Observatorio de Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo)-, muestra el papel de los países europeos en el comercio de armas y la militarización del Mediterráneo Sur (la cuenca Sur y Este de la región mediterránea), una de las regiones del mundo con los indicadores más alarmantes en relación a la existencia de conflictos armados, violencias y vulneraciones de derechos humanos.

 

  • Los cinco grandes exportadores de armas de la región mediterránea -con el 99,5% del total de las ventas- son Francia, España, Italia, Israel y Turquía.
  • Argelia, Egipto, Turquía, Marruecos e Israel captan el 74% de las importaciones de armamento en el Mediterráneo (2009-2018), todos ellos países en situación de conflicto armado y tensión y con situaciones complejas de gestión de las personas desplazadas por la fuerza.
  • Se identifica una tendencia creciente de adquisición de tecnologías y sistemas para la vigilancia y el control fronterizo, por parte de los países del Sur y Este del Mediterráneo.

El Mediterráneo es escenario del 16,8% de las exportaciones de armas mundiales, y se sitúan como los cinco mayores exportadores de la región, en los últimos 10 años y en orden de importancia, Francia, España, Italia, Israel y Turquía, siendo este último el país que, con creces, ha aumentado más sus exportaciones (un 478%). Las exportaciones de estos cinco países representan cerca del total de las exportaciones de la región, acaparando en 2019 el 99,5%.

En cuanto a las importaciones de armas en el Mediterráneo, se identifica un aumento del 37% en los últimos 10 años. Los países que han importado más armamento en la región son, en orden de importancia, Argelia, Egipto, Turquía, Marruecos e Israel, y conjuntamente acumulan el 74% del total de las importaciones.

Un estudio de nueva publicación elaborado por el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, en colaboración con Novact y Suds -en el marco del trabajo que realiza el ODHE (Observatorio de Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo)-, muestra el papel de los países europeos en el comercio de armas y la militarización del Mediterráneo Sur (la cuenca Sur y Este de la región mediterránea), una de las regiones del mundo con los indicadores más alarmantes en relación a la existencia de conflictos armados, violencias y vulneraciones de derechos humanos.

A partir del análisis de diferentes indicadores sobre seguridad y defensa (gasto militar, efectivos militares, comercio de armas y renovación de arsenales militares) en la última década, las conclusiones de la investigación constatan que los países del Mediterráneo han seguido un proceso de militarización enfocada a frenar los flujos migratorios consecuencia de los conflictos de la región, África y Oriente Medio, y de la situación de inestabilidad y desigualdades.

El Working Paper «El Mediterráneo, una década de políticas militaristas. Armas y militarización del mediterráneo Sur» destaca la tendencia creciente del gasto militar de los países de la zona, que alcanza en conjunto los 170 millones de dólares, el 10% del gasto militar mundial. Argelia, Turquía, Túnez y el Líbano son los países que presentan un mayor aumento de sus gastos militares (Argelia un 85% y Turquía un 65%), mientras que se identifica una ligera disminución de los países europeos de la región debido a la crisis económica del año 2008.

Por otra parte, se identifica una reducción del número de militares en activo en el Mediterráneo, que han disminuido un 25% desde el año 2009; una reducción que se ha compensado en algunos países con el mantenimiento o incluso el aumento de las fuerzas , especialmente en Turquía, Egipto, Argelia y Marruecos. Jordi Calvo, coordinador del Centre Delàs y autor del informe apunta que «el Mediterráneo sigue una lógica global que nos lleva hacia unos ejércitos menos numerosos pero más modernizados, con mayores capacidades técnicas y acceso a sistemas de armas más complejos, y con funcionalidades que se alejan de los parámetros de los ejércitos tradicionales, como la vigilancia y control de personas migrantes y desplazadas por la fuerza».

La investigación pone también el foco en las tipologías de armamento que se han adquirido por parte de los países de la región mediterránea durante el periodo estudiado (basándose en los datos publicados por Military Balance), y muestra una tendencia a la modernización de las flotas de vehículos, con la compra de blindados, buques de guerra, buques patrulleros y guardacostas, helicópteros y aviones. También destaca la adquisición de dispositivos de control y vigilancia, como son radares, sensores y satélites, mostrando esta tendencia a la militarización con el fin de interceptar e impedir la llegada de las personas migradas y refugiadas que huyen de las violencias en sus hogares y encuentran más violencias en las fronteras en su trayecto migratorio.

En este contexto, las grandes empresas militares y de seguridad también encuentran un lugar destacado en la región. En el Top 100 de empresas militares mundiales con mayor facturación, elaborado anualmente por el SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute), se encuentran 14 empresas de la región en 2018. Destacan algunas de las principales empresas de aeronáutica y construcción naval militares de Francia (Thales, DCNS, CEA y Nexter), Italia (Leonardo Finmecanica, Selex y Fincanteriri), España (Indra y Navantia) y las transeuropeas MBDA y Airbus Defence and Space, pero entre las que se sitúan de forma destacada las israelitas Elbit Systems, Israel Aerospace Industries y Rafael, o las turcas Aselsan y Turkish Aerospace Industries.

En cuanto al arsenal militar de los países del Mediterráneo Sur, el análisis identifica un descenso en la década 2009-2019, que se atribuye a varios factores, entre los cuales, el incremento de la tecnificación del armamento y su versatilidad y capacidad de adaptación que hace que con menos cantidad logre el mismo objetivo. Gemma Amorós, miembro del Centre Delàs y también autora de la publicación apunta que «la catalogación de los armamentos es variable y esto produce cierta ambigüedad a la hora de saber el uso final: un mismo modelo de helicóptero, por ejemplo, se puede utilizar para transporte o para control fronterizo».

L'entrada Los países del Mediterráneo Sur se arman y se militarizan para frenar los flujos migratorios ha aparegut primer a Observatori Drets Humans i Empreses a la Mediterrània.

+ INFO
share on Twitter Share on Tumblr

Últimos artículos

La publicación de la base de datos de empresas en Territorios Ocupados Palestinos es un paso significativo contra la impunidad corporativa
La ampliación unilateral de las aguas territoriales de Marruecos consolida la ocupación ilegal sobre el Sáhara Occidental Ocupado
La impunidad corporativa en Contextos de Ocupación y Conflicto.
La sentencia que obliga a Israel a indicar el origen de los productos de territorios ocupados es un paso importante contra el expolio de recursos naturales, según el Observatorio de Derechos Humanos y empresas en el Mediterráneo.
Desmontando la “inmigración ordenada”: el trabajo de las temporeras de los frutos rojos
 2020 Observatori Drets Humans i Empreses,
Email Marketing Powered by Mailchimp
unsubscribe from this list | update subscription preferences